Terapias

Alcoholismo, tabaquismo, compra compulsiva, ludopatía, adicción a la cocaína, cannabis y otras sustancias, adicción al uso del teléfono móvil, internet, adicción al sexo, a la adivinación del futuro, etc. Todas estas adicciones, y otras, son cadenas que esclavizan a las personas y, por extensión, a sus familias y amigos. Las personas adictas no lo son porque les guste beber, jugar, fumar o consumir otras sustancias, comprar, etc. sin control y con perjuicios para su vida, su salud, su economía, su trabajo y sus relaciones familiares e interpersonales. Las personas que sufren adicciones ven mermadas sus capacidades, comprometen su salud, su autoestima, su bienestar, su felicidad, su equilibrio y toda su vida en cadenas conductuales que han instaurado como hábitos y que no saben cómo cambiar.
En PSICOFORMA te enseñaremos que el cambio es posible y te acompañaremos en ese camino, desde la comprensión, el respeto, la coherencia y la profesionalidad que da la experiencia, para que logres restablecer tu vida desde la libertad de elección y la sana autonomía.
La agorafobia es el miedo atener un ataque de pánico en una situación en la que sea difícil o socialmente embarazoso salir o conseguir ayuda. La agorafobia es un trastorno muy incapacitante porque limita totalmente la vida de una persona. La persona agorafóbica deja paulatinamente de realizar sus actividades cotidianas por el miedo a sufrir un ataque de pánico durante esas actividades. Su vida es cada vez más restringida y dependiente, ya que requiere de la compañía de otros.
 
En PSICOFORMA tenemos como meta el que gradualmente vayas recuperando un ritmo de vida más activo e independiente, sin esa necesidad de que otros te acompañen, sin trazar mapas mentales de cada lugar en el que te encuentras, buscando las opciones más rápidas para escapar de la situación si tu ansiedad se dispara. En PSICOFORMA queremos ayudarte a vivir sin esos miedos, en síntesis, a ser libre.
En la fobia social, también llamada ansiedad social, la persona que la sufre manifiesta una gran preocupación y miedo frente a situaciones sociales (hablar en público, asistir a reuniones...) en las que se someta a la observación y evaluación por parte de los demás. En PSICOFORMA plantemos una terapia altamente eficaz para superar todos estos temores, posibilitando un correcto afrontamiento de las situaciones sociales con un nivel de ansiedad coherente a la situación.
En ocasiones las parejas deciden que no quieren seguir siéndolo, sin embargo la ruptura plantea diversas necesidades emocionales, afectivas, económicas, familiares, etc. En PSICOFORMA podemos ayudarte a romper la relación de pareja sin que la ruptura resulte traumática y contraproducente. La decisión de separarse  se orienta a la mejora de cada uno de los miembros de la pareja sin perjuicio del otro.
La autoestima es la forma que se tiene de pensar en uno mismo, de sentirse con uno mismo y de comportarse consigo mismo. La autoestima pasa por el conocimiento de las propias cualidades y limitaciones, disfrutando y explotando las primeras y aceptando las segundas desde el equilibrio y el auto respeto, logrando un adecuado nivel de satisfacción realización personal. Un nivel de autoestima adecuado es un predictor de salud, bienestar y ajuste psicológico y una herramienta de prevención para los trastornos psicológicos. Las personas con una autoestima saludable son personas más felices, psicológicamente más fuertes, más adaptadas, más sanas y con menor riesgo de padecer problemas psicológicos y emocionales, además de ser personas con más éxito personal, interpersonal y profesional. En PSICOFORMA te acompañaremos en la mejora de tu autoestima ayudándote a ponerte en contacto con tus creencias, tus necesidades reales, tus capacidades, tus limitaciones, logrando un mayor nivel de autoconocimiento, auto respeto y auto realización.
Solemos conocer, imaginar y entender los problemas de las personas que conviven con parejas celosas, no obstante es fácil olvidarse del sufrimiento, dolor y angustia por los que pasa la persona que sufre los celos. Las personas no somos celosas porque lo deseemos, somos celosas porque no sabemos cómo dejar de serlo. En PSICOFORMA te enseñaremos otra forma de relacionarte con tu pareja, sin miedo a la pérdida, sin ansiedad, sin sufrimiento por la remota posibilidad del engaño. Vivir sin sentir celos es posible y está a tu alcance, sólo tienes que saber cómo hacerlo.
La depresión es un problema que genera una frecuente y gran demanda de ayuda psicológica. Consiste en un estado de ánimo coherente con una visión negativa acerca de  mismo, del mundo y del futuro, desánimo, apatía, profunda tristeza, incapacidad para disfrutar, problemas de sueño, inhibición conductual, llanto. La depresión es un trastorno altamente inhabilitador por lo mucho que limita la vida de las personas que lo sufren. La terapia que te ofrecemos en PSICOFORMA irá encaminada a ajustar la visión negativa del cliente, transformándola en una perspectiva más ajustada, ayudándole a recuperar la fortaleza para reanudar sus actividades y disfrutar con ello.
La vida es una constante toma de decisiones. Tomamos, consciente o inconscientemente, decisiones sin cesar. La mayor parte de ellas no tienen gran trascendencia, sin embargo en ocasiones resolver esas situaciones de indecisión pueden provocar elevados niveles de ansiedad. En otros casos, en cambio, las decisiones son de tal envergadura que es necesario utilizar las herramientas y estrategias necesarias para tomar la mejor decisión en función de las circunstancias particulares de cada situación. En PSICOFORMA te enseñaremos a tomar decisiones,  como primer paso necesario para maximizar posibilidades de éxito y eficacia en todas las áreas vitales.
El duelo es el dolor que se siente por la pérdida forzada de alguien querido. Existen diversos tipos de duelos, al igual que existen muy diversos tipos de pérdidas y de personas dolientes. El duelo es necesario, no obstante puede convertirse en inadecuado por la intensidad de la emoción, las características o el tiempo transcurrido desde la pérdida. En estos casos, en PSICOFORMA podemos ayudarte a elaborar el duelo por la pérdida de una forma más adaptativa que posibilite el reponerse de esa pérdida reaprendiendo a vivir sin la persona fallecida.
El estrés es el resultado de la relación desequilibrada entre las exigencias que plantea el entorno (trabajo, familia, cambios, decisiones, etc.) y los recursos que el individuo percibe poseer para hacer frente a dichas demandas. En PSICOFORMA te ayudaremos a trabajar en dos áreas esenciales en lo que al afrontamiento del estrés se refiere: a ajustar tu percepción de la situación real que provoca el estrés, tratando de modificarla si es posible, ya que es posible que la reacción de estrés sea el resultado de una percepción distorsionada y exagerada de la situación o una subestimación de las propias capacidades y cualidades. El otro planteamiento irá encaminado a trazar un plan de acción dirigido a hacer frente directamente a la situación de estrés, con el objetivo de cambiarla, reducirla  o eliminarla.
El miedo al fallo, al fracaso, a la crítica, a la desaprobación, hace que podamos convertirnos en personas inseguras. En PSICOFORMA te ayudamos a que rompas con esos miedos y cambies esa dependencia del criterio ajeno por la confianza y la seguridad en tus capacidades y habilidades propias.
Las emociones, negativas y positivas, son necesarias  La ira es una emoción natural que puede variar en intensidad y que se convierte en un problema cuando se da ante situaciones que no la explican  y se manifiesta en forma de conducta desproporcionada y  desadaptativa, como la agresividad verbal o no verbal, y no saludable, como el consumo de sustancias perjudiciales. La ira, al igual que el resto de emociones, suele estar provocada por un estilo de pensamiento erróneo y se acompaña de creencias altamente irracionales, además  de por unas capacidades de autocontrol insuficientes. En PSICOFORMA podemos ayudarte a aprender a gestionar tus emociones negativas para que no te sientas desbordado por ellas y no pierdas el control de tu respuesta haciéndote daño a ti ni a los demás
El miedo crece, sin afrontarlo sigue creciendo sin límite. El tiempo NO lo cura todo, el tiempo agrava los problemas porque permite que aumenten. Cuando tememos algo tendemos a huir de ello, el no afrontar esos miedos hace permanezcan como una constante en nuestra vida. En PSICOFORMA podemos ayudarte, orientándote y acompañándote en el afrontamiento seguro, razonable y eficaz para eliminar esos miedos y fobias tan limitadores.
El acoso en el ámbito laboral es, por desgracia, cada vez más frecuente en todo tipo de empresas, ya sean del ámbito público o privado. Tiene un efecto devastador en la persona que lo sufre. En PSICOFORMA te ayudaremos a analizar tu situación, a recuperar tu seguridad y a tomar las decisiones más adecuadas para frenar este tipo de actuaciones destructoras.
Hablamos de obsesión cuando nos referimos a un pensamiento intrusivo, involuntario y recurrente que genera un elevado nivel de ansiedad (algunas de las más frecuentes son contaminarse o ensuciarse, que ocurra una desgracia, obsesiones religiosas, sexuales o violentas). Llamamos compulsión (también llamada ritual, por el patrón estereotipado que se sigue) al acto físico (ej. lavarse exagerada y frecuentemente, comprobar reiteradamente las cosas, santiguarse, etc. ) o mental (ej. rezar mentalmente una oración, decirse “palabras mágicas, etc.) que el individuo lleva a cabo con el fin de eliminar o reducir la enorme tensión y ansiedad provocada por la obsesión.
Un ataque de pánico consiste en una súbita e intensa aparición de ansiedad en la que la persona que la vivencia está convencida de que las sensaciones que percibe son los síntomas de una terrible enfermedad o desgracia física o mental (infarto, ahogarse, volverse loco, etc.). El pánico y la agorafobia suelen darse juntos pero también se pueden sufrir independientemente.
La capacidad de expresión, de autoafirmación, de plantear opiniones, deseos, derechos, peticiones, etc. es el resultado de una sana autoestima y de un equilibrio personal apropiado.
En ocasiones podemos tener dificultades en estas áreas, puede resultar difícil decir “no”, o pedir un favor, o recibir una crítica. Estas limitaciones suponen una fuente de inseguridad y sufrimiento que deteriora el bienestar de un individuo al tiempo que perjudica su potencial social. La comunicación es esencial para nuestro bienestar y supervivencia, somos seres relacionales y por tanto es imprescindible que seamos eficaces en las interacciones para lograr nuestros objetivos. En PSICOFORMA trabajaremos contigo para favorecer una actitud y habilidades técnicas y estratégicas dirigidas al logro personal, favoreciendo las relaciones desde una actitud de auto respeto
Nuestras emociones son, en ocasiones, energía desbordada y fuera de control. El trabajo psicológico irá encaminado al manejo y gestión de dichas emociones para que sean útiles y productivas en lugar de desproporcionadas yatemorizantes. La inteligencia emocional es clave en el éxito personal y en el equilibrio psicológico, las emociones no sólo son inevitables, además pueden ser útiles, productivas. En PSICOFORMA trabajaremos contigo sobre las estrategias de autoconciencia y autocontrol emocional necesarias de adquirir para lograr una vida en equilibrio emocional.
La ruptura de una relación sentimental puede ser un acontecimiento muy traumático y difícil de superar. Supone una ruptura de una relación afectiva y emocional que implica perder rutinas, en ocasiones exige cambiar de casa, amigos, etc. Esta situación provoca dificultades adaptativas que en ocasiones desbordan a una persona, sumiéndola en una gran tristeza por la pérdida que explica conductas incompatibles con la superación de la ruptura. La ruptura siempre duele, en PSICOFORMA conseguirás la ayuda necesaria para que ese dolor por la pérdida sea lo más leve y lo menos duradero posible.
Nos queremos mucho, pero… Para estar en pareja es necesario quererse mucho, pero no es suficiente. El amor es únicamente la base sobre la que construir la pareja.
En PSICOFORMA te enseñaremos todo lo demás, para que consigas que tu relación vuelva a ser satisfactoria.
Las familias son sistemas que funcionan como complejos engranajes. Todos los miembros están interconectados y los roles de unos interfieren en los de otros. En este sistema, lo más razonable es trabajar con el grupo familiar y con cada uno de sus miembros, ya que el problema no está en uno de ellos, sino en su forma de interrelacionarse. Los miembros de la familia han aprendido maneras de  interactuar que no resultan funcionales pero que se han convertido en hábitos instaurados que no saben cómo modificar. Las conductas de unos retroalimentan las de otros cerrando el círculo y convirtiendo la relación familiar en un problema. En PSICOFORMA identificaremos cuáles son las variables implicadas que dificultan la funcionalidad de la relación para modificar esas interferencias y restablecer lazos y roles más adaptativos y eficaces.
Anorexia, bulimia, obesidad, trastorno por atracones, entre otros, son trastornos de la conducta alimentaria que constituyen una gran fuente de sufrimiento para un gran número de personas. Los trastornos de la conducta alimentaria suponen un gran riesgo a todos los niveles, daño psicológico, riesgo para la salud hasta hacer peligrar la vida, dolor emocional, conductas de aislamiento… Las personas que sufren trastornos de estas características, como la anorexia y la bulimia, requieren de información y orientación profesional. La percepción se distorsiona hasta tal punto, que no es realista pensar que se puede controlar la situación. En ocasiones, las personas que sufren trastornos de la conducta alimentaria acuden a consulta después de años de sufrimiento y, muchas veces, forzadas por sus familiares. Una madre acompañó a su hija a PSICOFORMA al ver que, para pesarse, la chica se quitaba una fina alianza que llevaba en su dedo. Puede seguirse un tratamiento farmacológico pero el tratamiento nutricional y psicoterapeutico son imprescindibles en el abordaje de la anorexia, la bulimia y otros trastornos de la conducta alimentaria.
Se suele hablar de la ansiedad como algo “malo”, sin embargo la ansiedad es una respuesta innata de nuestra especie, cuya función es la de favorecer nuestra supervivencia. Cada vez que percibimos encontrarnos en peligro se dispara circuito de la ansiedad haciéndonos reaccionar rápidamente para sobrevivir.
No es lo mismo tener ansiedad que tener un “trastorno de ansiedad”, la diferencia radica en que en éstos, el mecanismo de respuesta se pone en marcha ante situaciones que no tienen por qué implicar un riesgo real o bien la respuesta es desproporcionada.
Para que la ansiedad se considere adaptativa debe resultar de utilidad y ser proporcionada en intensidad a la situación que la ha disparado. La ansiedad es “mala” o “desadaptativa” cuando es desproporcionada a la situación que la provoca, ocurre ante situaciones inocuas,  aquellas en la que nadie o la mayoría de la gente no tiene miedo y está tranquila o relajada.
La personalidad es un conjunto dinámico de características de una persona. Consiste en un patrón de pensamientos y sentimientos ligados al comportamiento que persiste a lo largo del tiempo y de las situaciones.
Los trastornos de personalidad se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación que son relativamente fijos, inflexibles y socialmente desadaptados. Las personas con trastornos de personalidad generalmente no son conscientes de que su comportamiento o sus patrones de pensamiento son inapropiados. En PSICOFORMA podemos ayudarte a tomar conciencia de tu problema y mediante la terapia de conducta provocar cambios rápidos en las conductas más perjudiciales para dar paso con más tiempo a la terapia racional emotiva y abordar dificultades más arraigadas y profundas.
Suscribirse a