Fase de seguimiento

Consiste en que, tras una mejoría estable, se distancian las sesiones que hasta el momento han sido semanales. En esta fase se pasa, en primer lugar, a sesiones quincenales, más tarde mensuales, trimestrales y se prepara al cliente en prevención de posibles recaídas. Tras cierto número (variable en función de las características del caso) de sesiones distanciadas, se establece un calendario de llamadas telefónicas de revisión. Si tras este proceso de seguimiento los cambios y mejorías se mantienen satisfactoriamente para cliente y terapeuta, se dará por finalizado el proceso de terapia.

Categoría: