Fase de evaluación

La fase de evaluación es la dedicada a recoger información del caso por medio de entrevistas, cuestionarios, observaciones, y de ser necesario, sesiones con familiares o amigos, etc.
Esta es la primera fase y de ella dependerá el éxito de la terapia, dado que el tratamiento terapéutico se basará en la información obtenida en esta fase inicial. Es de gran relevancia la implicación del cliente ya que es el informador por excelencia y cualquier dato omitido puede constituir una obstrucción para el proceso terapéutico.
 
La fase de evaluación suele prolongarse durante dos o tres sesiones, su duración está en relación de las dotes informadoras del cliente, de la complejidad del caso y de las personas y variables implicadas en el mismo. Esta primera  fase, no termina realmente hasta el final de la terapia, dado que el cliente dará constantemente información acerca de sí mismo y el terapeuta siempre estará pendiente de la misma, analizando los cambios y las nuevas aportaciones.

Categoría: