Coaching

El coaching es esencialmente una conversación, un diálogo en un contexto productivo y orientado a los resultados.
 
Consiste en una relación de colaboración en la que se facilita al cliente el acceso a lo que sabe, a lo que ya posee pero no está explotando. Se le formularán preguntas que muy probablemente nunca se haya planteado, pero para las que tiene las respuestas. Consiste en un proceso de autodescubrimiento guiado que busca la mejora en los resultados y el éxito de un individuo.
 
El life coaching es una experiencia de superación personal en la que el cliente, acompañado por su coach explora sus capacidades proporcionándoles un nuevo significado y dándoles una mayor utilidad.
 
La toma de decisiones, la resolución de conflictos, el afrontamiento de los momentos de crisis vitales son situaciones propicias para el coaching.
 
El coaching promueve una actitud proactiva dirigida al crecimiento y la creación de nuevas y mejores oportunidades en pos del bienestar, el equilibrio y la felicidad.
 
El life coaching y la psicoterapia tienen puntos en común en cuanto a objetivos y metodología, aunque el coaching se diferencia de la psicología y del trabajo psicoterapéutico en los motivos de consulta, el coaching no trata psicopatología como trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de personalidad, entre otros, el coaching trabaja con y para personas que desde el equilibrio y la salud mental quiere potenciar sus cualidades ya existentes con el fin de maximizar sus posibilidades de éxito.