SIN TI ESTÁ MAL HECHO EL MUNDO

SIN TI ESTÁ MAL HECHO EL MUNDO08 Ene
Estás bien hecho.
Ufff! Se oyen tus pensamientos desde aquí contrargumentado la preciosa afirmación. Estás bien hecho. 
Recuperando al cantante Nacho Vegas, "Sin ti está mal hecho el mundo".
 
Pensarás que esto es un post de blog, lo lee cualquiera y yo no sé si podría estar bien hecho el mundo sin ti. Pero ¿cómo va a estar bien hecho el mundo sin ti? Por ejemplo, sin tu risa. No sé cómo es, pero seguro que tienes una, y abres la boca y amanecen tus dientes. ¿Ves cómo tengo razón? ¡Menos mal que están tus dientes en el mundo!
 
¿Ha vuelto a aflorar la autocrítica como una argumentación racional que lanzas contra lo que lees? No sé si te conozco. Quizás puedas observar esa autocrítica severa y contemplar su capacidad de análisis, sus ganas de hacerlo mejor, su impulso de que pases por el mundo haciendo el bien, aportando... Es posible que tengas una autocrítica indómita, como un potrillo salvaje haciendote daño a veces. Está por domesticar.
 
La autocrítica contiene en su esencia su contradicción. Sí. Que seas autocrítico supone que sufres por tus errores ( y probablemente por lo que no son errores), y eso, de alguna manera, condona la deuda. Que hayas rechazado mi primer mensaje -"estás bien hecho"- supone que sufres y eso te hace más humano y accesible a los demás. 
 
La lástima es que seas tu enemigo, que hayas rechazado el primer mensaje. Experimenta. Dítelo. Estás bien hecho. ¡Menos mal que estás en el mundo ahora que estoy yo también, y podemos coincidir!