LA DEPRESIÓN

LA DEPRESIÓN13 Ene
Algunas veces, la gente se toma la depresión como un problema <<light> del sigloXXI, sobre todo los deprimidos.
Sí, porque estás ahí, sabes que tienes que levantarte del sofá, ducharte, o cenar y es imposible: lo has hecho toda la vida y ahora no puedes. No te has roto nada, eres el mismo, y no puedes. Y una especie de <<archi-enemigo>> te susurra: "Ves, eres idiota, deberías poder hacerlo. No vales nada. no mereces ni vivir". Te parece absurdo porque has pasado por cosas peores en tu vida que has superado con holgura. Hay una especie de culpa que planea sobre tu cabeza "Mi vida es relativamente buena, luego debería sentirme mejor". Y es ese mismo pensamiento que te lleva a la tristeza y la inacción. Pero aún hay más: si tu tristeza e inacción te parecen culposas y te avergüenzan, lo más probable es que empieces a encerrarte en ti mismo, a no confesar lo que sientes.
Se hace así una terrible mezcolanza entre no hacer nada, no decir nada y sentirse tremendamente mal. Por eso, si le preguntas a alguna persona que haya sufrido una depresión te dirá: "Prefiero sufrir cualquier cosa antes que volver a experimentar esa desesperanza".